assets/Uploads/_resampled/SetWidth250-IMG-20180119-WA0009-copia.jpg

El bus eléctrico opera alrededor de cuatro horas en la mañana y otras cuatro en la tarde

Luego de siete días de estar rodando por las calles de Cali y prestando servicio con pasajeros, el balance del bus eléctrico es satisfactorio tanto para sus creadores, como para la operación de MIO y para los usuarios que lo han utilizado. 

De acuerdo con uno de los representantes de Creatti Labs, compañía encargada de hacer el diseño del bus y su integración eléctrica, los resultados son extraordinarios. “Las pruebas que nos exigió Metro Cali durante un año fueron intensas. La eficiencia del bus con pasajeros aumentó en un 25% si lo comparamos con las pruebas que se hicieron con canecas de agua. Esto se da porque realmente con los usuarios hay un movimiento de menos carga de la que usamos durante las pruebas”, señaló Diego Mejía Castro de Creatti Labs.

El vehículo padrón MC 22162 vinculado al operador Blanco y Negro Masivo es el primer bus eléctrico que rueda por las calles de Cali, tiene capacidad para movilizar 80 pasajeros, por supuesto no requiere combustible líquido y se mueve con cargas de energía eléctrica y tiene como característica especial que no produce ruido, lo cual lo hace amigable con el medio ambiente.

“Este prototipo de bus eléctrico es un proyecto vallecaucano, cuenta con una inversión privada que han desarrollado empresarios de la región para sacar adelante esta tecnología. Este bus eléctrico lo tenemos vinculado hace 6 meses, al cual se le hicieron pruebas en laboratorio de emisiones, pruebas de campo con peso simulado y la operación normal, y hoy ya está operando con pasajeros”, manifestó Juanita Concha Rivera, vicepresidenta de Operaciones e Infraestructura de Metro Cali.

El trabajo de ingeniería en el desarrollo de este bus es grande, hay un gran componente de software y de ingeniería mecánica. “El bus eléctrico es una gran computadora, lo que hace es administrar una fuente de energía, las baterías son una fuente de energía. La computadora está todo el tiempo pendiente de cómo está la batería, cuánta energía hay disponible, cómo la está usando el conductor, cuánto está consumiendo (relación directa entre el peso y el comportamiento de la calle), y hace un balance para que a través de ese software se controle la distancia recorrida, el consumo eléctrico, la temperatura generada, los arranques y las frenadas”, manifestó Diego Mejía Castro.

Durante varios meses en el laboratorio de emisión de gases del SITM-MIO, ubicado en el patio y taller Calima, donde opera la empresa Blanco y Negro Masivo, al bus eléctrico se le hicieron pruebas en el dinamómetro buscando analizar el comportamiento de rodamiento. De la misma forma, se le realizó el montaje de los mecanismos de puertas, y demás elementos de seguridad como todo lo concerniente a la parte tecnológica.

Leer más...

 

01/01/2020 - 30/06/2020